Las nuevas tecnologías mejoran las campañas publicitarias.

Pensar en campañas globales de comunicación nos facilita el poder hablar, y más importante, escuchar a nuestro público objetivo de tu a tu.

En la serie de animación Futurama de Matt Groening, de la que soy un ferviente fan, vaticinaban la llegada de un dispositivo móvil implantado directamente en el ojo, el “eyephone”.

Puede que no tengamos que esperar al año 3.000 para ver algo similar a esto, como ejemplo tenemos las Google Glass, la GoPro y toda clase de gadgets sincronizados con nuestros smartphones y tablets.

Toda esta revolución tecnológica crea nuevas necesidades tanto en el diseño gráfico como en el digital y el marketing, y a pesar de que nos obliga a estar reciclándonos constantemente abre un gran abanico de posibilidades para nuestras campañas publicitarias y clientes. A la hora de crear una campaña, en menos de 10 años, hemos pasado de pensar en papel, radio y televisión (formatos en ocasiones inasumibles para el cliente por el alto coste) a pensar en campañas digitales globales (muchas veces de bajo coste) con las que podemos hablar, y más importante, escuchar a nuestro público objetivo de tu a tu. Podemos crear juegos y apps para mejorar nuestra imagen de marca, premiar la fidelidad de los usuarios mediante “check ins”, enviar promociones al móvil de las personas que pasen por delante de nuestro establecimiento con ofertas puntuales, insertar publicidad en tiempo real en páginas web, tuits o vídeos que estén siendo trending topic (compra programática).

Otra de las maravillas de toda esta tecnología son las mediciones. ¿Cuanta gente ha visto mi cartel? ¿Que alcance ha tenido mi spot de televisión o radio?. Los resultados siempre son aproximaciones y estimaciones, en cambio, en plataformas digitales el resultado es exacto, ya sea 1 persona o un millón. Gracias a estos datos y a la versatilidad de este tipo de acciones, somos capaces de modificar las campañas para mejorar su efectividad sin que esto nos suponga un gran esfuerzo económico, de hecho, este tipo de cambios suelen estar incluidos en toda acción promocional, algo totalmente impensable tratándose de otros medios.

Con esto no quiero decir que tengamos que abandonar los formatos tradicionales ni mucho menos, pero lo que si veo necesario es adaptarlos a estas nuevas circunstancias. ¿Por qué no meter un código QR en nuestro cartel, o poner un plasma con realidad aumentada en nuestro comercio? ¿Por qué no aprovechar la canción pegadiza de nuestro spot para acceder a promociones exclusivas mediante Shazam?

A finales del 2013 un estudio realizado por Magid Associates determinó que un 37% de las personas que ven televisión lo hacen con el móvil y la cifra sube a 56% tratándose de usuarios de tablet. Es algo que no podemos pasar por alto.

En Sua Estudio somos especialistas en preparar campañas globales de comunicación, haciendo publicidad de una manera artesanal pero aplicando las últimas tecnologías, al fin y al cabo lo más importante es la creatividad. Tarde o temprano el “eyephone” llegará y estaremos preparados para sacarle el máximo partido para nuestros clientes, de lo que no estoy muy seguro es donde almacenaremos el spam.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR