Emprendizaje: una cuestión de actitud

En Sua Estudio, agencia comprometida con los emprendedores y el pequeño comercio local y regional, hablamos sobre el emprendizaje

Seguramente que tú, al igual que yo, estes hasta la boina de escuchar de boca del gurú de turno – de los que cobran cada conferencia a “chorrocientosmil” – o de leer acerca de las “recetas milagrosas” que nos pueden sacar de la crisis (económica, social y de valores, por qué no decirlo) en la que nos vemos inmersos.

Los lectores de este blog compartirán conmigo que una de las “recetas” que más se está extendiendo y se está popularizando es la del emprendizaje, y lo está haciendo porque la fotografía de la realidad actual es terriblemente compleja en lo económico, con unas cifras actualizadas de más de cuatro millones ochocientos mil parados inscritos en los servicios públicos de empleo a nivel estatal.

No hay que ser un lince para ver que, ante este panorama, emprender se convierte para muchos en una opción, o más bien, “la opción” a seguir, ya que las circunstancias casi obligan a ello.

Uno de los factores que además hacen esta opción más factible es el apoyo prestado en mayor o menor medida por parte de Instituciones y Organizaciones de todos los niveles, y que se materializa en el número de ayudas, subvenciones y medidas específicas para ayudar a lanzarse al proceloso mundo del emprendimiento y el autoempleo. Y lo califico de proceloso porque, a pesar de las citadas ayudas y subvenciones que sirven más que nada para quitar miedos – que no es poco -, emprender no es cosa sencilla.

Hay muchas razones para emprender, si buscan pueden encontrar miles de artículos hablando de ellas. Éstas son algunas de las que podemos leer en distintos blogs y artículos:

  • Dedicarte a tu gran pasión
  • Contribuir a crear valor
  • Tener una idea excelente
  • Ser tu propio jefe
  • Ser responsable de tu destino
  • Ganar más dinero (ésta me hace mucha gracia)
  • Desarrollarse profesionalmente
  • Estar en el paro y hacer algo

Y como éstas, hay una larga lista de razones, y cada cual puede hacer un acto de introspección y sumar cuáles serían sus razones para emprender.

No obstante, considero que emprender no es una salida fácil, ni creo que sea la solución a todos los problemas. ¿Emprender realmente supone la oportunidad para salir de la crisis? ¿El hecho de “lanzarse” a montar un negocio propio va a poder garantizar unos ingresos? Para mí, no, por lo menos a corto plazo.

Y lo afirmo porque, en lo personal, considero especialmente un factor como determinante a la hora de tomar la decisión de emprender, y que no tiene nada que ver con las circunstancias motivadoras externas (tener libertad horaria, estar en paro, estar estancado o a disgusto en el trabajo actual, etc.).

Todo negocio requiere de inversión, ya sea en tiempo o dinero, y de un proceso más o menos largo para producir resultados económicos. Por lo tanto, poner en marcha un proyecto es empezar un camino, con todo lo que ello conlleva: arriesgar, ganar, perder, equivocarse, acertar, aprender…

Para mí, lo fundamental es la actitud que uno tiene y que transmite en todo lo que hace. Emprender supone comprometerse en la persecución de un objetivo, y comprometerse con los valores y los principios que nos definen. Por eso considero que para emprender se necesitan , básicamente, dos grandes motivos:

  1. Experimentar la necesidad de hacer algo distinto para mejorar tu vida y por extensión el mundo en el que vivimos
  2. Tener el propósito de ser feliz con ello

Si trasladamos esto al concepto de creación de Sua Estudio, se comprende por qué entendemos que, después de años de hacer publicidad al viejo estilo y a través de los viejos canales masivos,  hoy podemos hacer nuestro trabajo de un modo diferente, más creativo y original, más accesible y económico. Más para todo y para todos.

La pasada semana fuimos invitados al debate que sobre el emprendizaje organizó el Área de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Ermua y en el que participamos junto a empresas que se encuentran en circunstancias bastante parecidas: SPARA, DIBUMET, SPMG y BABBLINK . Durante el debate se habló del importante papel de las instituciones, la creación de factores alternativos para ayudar a la creciente corriente local de emprendedores, los problemas a nivel educacional y comportamental que la sociedad manifiesta ante el emprendizaje y, sobre todo, a la importancia de la actitud como palanca para iniciar cambios a nivel económico y social.

Con posterioridad tuvimos la oportunidad de expresar algunas de las ideas del debate en la entrevista que nos hizo el programa “Hoy por Hoy Eibar”, de la Cadena SER. Aquí se pude ver la entrevista íntegra que nos hizo el periodista Juan Manuel Cano.

El mensaje final está claro: en el fondo, emprender es una cuestión de actitud y de querer cambiar las cosas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR